Mind matters in cancer survival

Mind matters in cancer survival

Cita APA

Spiegel D. (2012). Mind matters in cancer survival. Psycho-oncology, 21(6), 588–593. https://doi.org/10.1002/pon.3067

Enlace directo

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/pon.3067/full

Título

La mente importa en la supervivencia al cáncer

Año, medio de publicación y autor

Publicado el 21 de junio de 2012 en la revista Psycho-Oncology

Su autor, el Dr. David Spiegel es Profesor Willson y Presidente Asociado de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento, Director del Centro de Estrés y Salud, y Director Médico del Centro de Medicina Integrativa de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, donde ha sido miembro académico de la facultad desde 1975, y fue presidente del Senado de la Facultad de la Universidad de Stanford de 2010-2011.

Palabras clave

Mente, estrés, salud, cáncer, supervivencia, apoyo social.

Método utilizado

Revisión de los ensayos de intervención aleatoria que examinan la relación entre el cerebro y el cuerpo.

Resumen

«El mismo nombre «psicooncología» implica interacción entre el cerebro y el cuerpo. Una de las preguntas científicas más interesantes para el campo es si vivir mejor o no también puede significar vivir más tiempo. Se revisarán los ensayos de intervención aleatoria que examinen esta pregunta. La mayoría muestra una ventaja de supervivencia para pacientes asignados al azar a intervenciones psicológicamente efectivas para individuos con una variedad de cánceres, incluyendo cáncer de mama, melanoma, gastrointestinal, linfoma y pulmón. Es importante para los cánceres de seno y otros, cuando los tratamientos antitumorales agresivos son menos efectivos, los enfoques de apoyo parecen ser más útiles. Esto se destaca en un reciente ensayo clínico aleatorizado de cuidados paliativos para pacientes con cáncer de pulmón no microcítico».

«Cada vez hay más pruebas de que la interrupción de los ritmos circadianos, incluidos los patrones de actividad de reposo y la función del eje hipotálamo-pituitario-adrenal (HPA), afecta el riesgo y la progresión del cáncer. Las mujeres con cáncer de mama metastásico tienen patrones de cortisol diurnos más planos de lo normal, y el grado de pérdida de variación diaria en el cortisol predice una mortalidad más temprana. Se revisan los mecanismos por los cuales los patrones anormales de cortisol afectan el metabolismo, la expresión génica y la función inmune. La hiperactividad HPA asociada con la depresión puede producir niveles elevados de citocinas que afectan el cerebro. Las células tumorales pueden, a su vez, cooptar ciertos mediadores de inflamación como NFkB, IL-6 y factores angiogénicos para promover la metástasis. Además, la exposición a niveles elevados de noradrenalina desencadena la liberación del factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF) que facilita el crecimiento tumoral. Por lo tanto, el estrés del avance del cáncer y su manejo se asocia con una disfunción endocrina, inmune y autónoma que tiene consecuencias para la resistencia del huésped a la progresión del cáncer».

Elegimos este artículo porque parte de la base de que existe una relación directa entre el cuerpo y la mente. Como bien señala, la prospección de diversos estudios que han relacionado cuerpo y mente con la supervivencia a diferentes tipos de cáncer indica que el aspecto emocional, el psicológico y el apoyo social son importantes tanto para alargar la vida de los pacientes como para fomentar un mayor bienestar.

El artículo es un estado de la cuestión de estudios previos que destacan en algún apartado la importancia del estado mental de las personas en un trance tan importante como el tratamiento de un cáncer. Al recoger los puntos enfocados en la relación mente-cuerpo de otros estudios que no tenían este aspecto como eje principal se convierte en una actualización imprescindible para seguir profundizando en esta línea. 

La Bioneuroemoción parte de la base que hay una conexión directa entre la mente y el cuerpo y, en consecuencia, se influyen mutuamente. Sabemos que es imposible vivir sin estrés y que una correcta gestión de los estados que genera un situación especialmente estresante como es tener un cáncer es fundamental para la eficacia del tratamiento.

Conclusión

«Por lo tanto, es posible que las intervenciones que brindan apoyo emocional y social y mejoren el manejo del estrés al final de la vida puedan tener un impacto positivo en los sistemas fisiológicos de respuesta al estrés que afectan la supervivencia. La línea que conecta los factores sociales “psicológicos” con la oncología puede ayudar a alinear un mejor manejo del estrés y apoyo social con una mayor resistencia somática al crecimiento tumoral. La psicooncología es una disciplina que ayuda a los pacientes con cáncer a movilizar todos sus recursos para vivir bien con el cáncer. Sabemos que no se trata simplemente de la mente sobre la materia, sino de la mente».

El apoyo emocional y psicológico fomenta la gestión de una situación tan estresante como tener un cáncer.  Destacamos la afirmación que dice que ningún estudio ha podido demostrar que este mismo tipo de apoyo aumente la mortalidad. Esta es una base sólida para seguir trabajando y desarrollando el método de la Bioneuroemoción en pos de una mejor calidad de vida de todas las personas.

Nos interesa profundizar en el aspecto de «vivir bien un cáncer» porque nos queremos aprender todos los mecanismos que nos ayuden a las personas a «vivir bien» cualquier situación conflictiva que vivan y la puedan integrar como parte de su proceso personal evolutivo.

La consulta en Bioneuroemoción es un acompañamiento en el proceso de indagación interna de cada persona que se puede realizar sea cual sea la circunstancia estresante o conflictiva que esté viviendo una persona.La Bioneuroemoción puede contribuir al apoyo emocional de las personas con cáncer como las que menciona el artículo descubriendo los aspectos emocionales ocultos en el proceso de curación.

 

Aplicabilidad a la Bioneuroemoción

Destacamos las afirmaciones más interesantes:

«Sabemos que el apoyo social afecta la supervivencia, incluido el cáncer».

«…controlar el dolor y la angustia no solo es humano, sino que parece ser médicamente más efectivo que simplemente continuar con un tratamiento intensivo contra el cáncer solo».

«Pero ahora los resultados muestran algo más profundo que la angustia y el dolor reducidos o sentirse mejor, muestran que enfrentar mejor la muerte ayuda a las personas a vivir más tiempo con cáncer».

«Ningún estudio muestra que agrupar a los pacientes con cáncer en grupos y dirigir su atención a la expresión emocional y la mortalidad acorta la supervivencia».

«Para los cánceres de mama y otros cánceres, cuando los tratamientos antitumorales agresivos son menos efectivos, los enfoques de apoyo parecen ser más útiles». 

La consulta en Bioenroemoción aumenta la comprensión del conflicto vivido y reduce el estrés que la persona vive ante una situación determinada. En este sentido, decimos que la Bioneuroemoción favorece las condiciones para la efectividad de los tratamientos que prescribe la medicina.

La Bioneuroemoción es un hábito de vida que nos invita a gestionar nuestros estados emocionales sin achacarlos a nada externo. Esta actitud favorece la calidad de nuestras relaciones y nos ayuda a tejer una red social de compromiso y apoyo mutuo. Este artículo y otros en esta misma línea defienden la necesidad de generar y cuidar las relaciones sociales para gozar de un apoyo imprescindible en la recuperación de una enfermedad como el cáncer.

Artículo original

Spiegel-2012-Psycho-Oncology

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here