Mind matter in cancer survival

Mind matters in cancer survival

Spiegel, D.: «Mind matters in cancer survival», Psy-chooncology, 21 de junio de 2012; nº 6: pp. 588-593 // http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/pon.3067/full

Extracto de ideas y argumentos principales del artículo:

El nombre mismo de la revista «psicooncología» implica la interacción entre el cerebro y el cuerpo. Una de las preguntas científicas más intrigantes para este ámbito es si vivir mejor o no también puede significar vivir más tiempo.

———————

¿Cómo entendemos el vínculo entre la mente y el cuerpo? ¿Es ese guión simplemente una flecha hacia la izquierda, lo que indica que el cáncer en el cuerpo afecta la mente? ¿Puede ser una flecha hacia la derecha también, la mente afecta el curso del cáncer?

En el artículo se revisarán los ensayos de intervención aleatorios que examinen esta pregunta.

Sabemos que el apoyo social afecta la supervivencia, incluido el cáncer. Además, las personas tienden a morir después de su cumpleaños y días festivos. La depresión empeora el resultado de supervivencia con cáncer.

En nuestro deseo de ser respetados miembros de la comunidad de oncología, a menudo hemos minimizado un aliado natural en la batalla contra el cáncer: los mecanismos fisiológicos para enfrentar el estrés del paciente. Incluso al final de la vida, ayudar a los pacientes a enfrentar la muerte, tomar decisiones informadas sobre el nivel de atención y controlar el dolor y la angustia no solo es humano sino que parece ser más eficaz desde el punto de vista médico que simplemente continuar con un tratamiento anticanceroso intensivo solo.

En un reciente ensayo clínico aleatorio de cuidados paliativos para pacientes con cáncer de pulmón no microcítico los autores informaron de un hallazgo claro pero aparentemente paradójico: «A pesar de recibir una atención al final de la vida menos agresiva, los pacientes del grupo de cuidados paliativos tuvieron una supervivencia significativamente más larga que los del grupo de atención estándar (mediana de supervivencia, 11,65 vs. 8,9 meses; = 0.02) «(p 738). Los aleatorizados a cuidados paliativos también se deprimieron menos. La condición de cuidados paliativos consistió en un promedio de cuatro visitas que se centraron en las opciones sobre preferencias de resucitación, control del dolor y calidad de vida. El estudio sugiere que al final de la vida, los tratamientos menos agresivos pueden ser los más efectivos no solo psicológicamente sino también médicamente.

————————————–

Ningún estudio muestra que agrupar a los pacientes con cáncer en grupos y dirigir su atención a la expresión emocional y la mortalidad acorta la supervivencia

————————————–

Entre los cánceres con peor pronóstico médico, como el cáncer de mama ER negativo, el melanoma maligno, el cáncer de pulmón de células no pequeñas, la leucemia y los cánceres gastrointestinales, el apoyo emocional intensivo parece extender la supervivencia.

Para los cánceres de mama y otros cánceres, cuando los tratamientos antitumorales agresivos son menos efectivos, los enfoques de apoyo parecen ser más útiles. 

Existe una creciente evidencia de que la alteración de los ritmos circadianos, incluidos los patrones de actividad de descanso y la función del eje hipotalámico-pituitario-adrenal (HPA), afecta el cáncer riesgo y progresión

Las mujeres con cáncer de mama metastásico tienen patrones de cortisol diurno más planas que lo normal, y el grado de pérdida de la variación diaria de cortisol predice una mortalidad más temprana. Se revisan los mecanismos por los cuales los patrones anormales de cortisol afectan el metabolismo, la expresión génica y la función inmune.

Por lo tanto, el estrés del avance del cáncer y su manejo se asocia con la disfunción endocrina, inmune y autonómica que tiene consecuencias para la resistencia del huésped a la progresión del cáncer.

Otras ideas a destacar:

  • Hablar de la muerte no está acompañado de signos de depresión o pánico.
  • Menciona un artículo citado más de 2000 veces en Google Scholar que dice mujeres con cáncer de mama metastásico que asistieron a terapia grupal una vez por semana vivieron 18 meses mas que las pacientes de control.
  • El tratamiento psicosocial para los pacientes con una variedad de cánceres mejoraron los resultados psicológicos y de supervivencia (Tabla 1).
  •  En una revisión autorizada de literatura de estrés humano, McEwen [34] documentó los efectos adversos para la salud de los factores estresantes acumulativos y la incapacidad del cuerpo para adaptar la respuesta al estrés a ellos
  • Sapolsky y sus colegas encontraron que los animales mayores estresados ​​no solo tenían niveles de cortisol persistentemente elevados después de que el estrés había terminado, sino también un crecimiento mucho más rápido de los tumores implantados [35, 41)
  • Se ha encontrado que una historia de estrés traumático se asocia con un intervalo más corto libre de enfermedad y, por lo tanto, un peor pronóstico con cáncer de mama [51].

Conclusión

Por lo tanto, es plausible que las intervenciones que brindan apoyo emocional y social y mejoran el manejo del estrés al final de la vida pueden tener un impacto positivo en los sistemas fisiológicos de respuesta al estrés que afectan la supervivencia. La línea que conecta los factores sociales «psicológicos» con la oncología puede ayudar a alinear mejor el manejo del estrés y el apoyo social con una mayor resistencia somática al crecimiento tumoral. La psicooncología es una disciplina que ayuda a los pacientes con cáncer a movilizar todos sus recursos para vivir bien con el cáncer. Sabemos que no se trata simplemente de la mente sobre la materia, sino que la mente importa.

Referencias mencionadas en el articulo a tener en cuenta:

Andersen BL, Yang HC, Farrar WB, et al. Psychologic intervention improves survival for breast cancer patients: a randomized clinical trial. Cancer 2008;113:3450–3458. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2661422/

Andersen BL, Thornton LM, Shapiro CL, et al. Biobehavioral, immune, and health benefits following recurrence for psychological intervention participants. Clin Cancer Res 2010;16:3270–3278. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2910547/

Spiegel D. Healing words: emotional expression and disease outcome [editorial; comment]. De Pago el texto completo: https://jamanetwork.com/journals/jama/article-abstract/189356?redirect=true

Palesh O, Butler LD, Koopman C, et al. Stress history and breast cancer recurrence. J Psychosom Res 2007;63:233–239.  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2094358/

Lutgendorf SK, DeGeest K, Dahmoush L, et al. Social isolation is associated with elevated tumor norepinephrine in ovarian carcinoma patients. Brain Behav Immun 2011;25:250–255 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3103818/

Sood AK, Lutgendorf SK. Stress influences on anoikis. Canc Prev Res 2011;4:481–485. http://cancerpreventionresearch.aacrjournals.org/content/4/4/481

Kiecolt-Glaser JK, Glaser R, Cacioppo JT, et al. Marital stress: immunologic, neuroendocrine, and autonomic correlates. Ann N Y Acad Sci 1998;840:656–663. De pago el texto completo http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1749-6632.1998.tb09604.x/full

McEwen BS. Protective and damaging effects of stress mediators. N Engl J Med 1998;338:171–179. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3181832/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here